Tenemos que hablar


Los archivos de Justo Serna

Aunque parezca que escribo mucho, incluso demasiado, eso no es así. Ya saben: lo poco o lo mucho es algo relativo y siempre está en función de nuestros hábitos.

Yo, por ejemplo, no escribo sobre todo lo que leo, sobre cada uno de los libros que me satisfacen o me enojan.

Lo cierto es que sólo una pequeña parte de los volúmenes a los que accedo quedan después reflejados en un post. O en un artículo.

Incluso, de muchos libros que leo y releo varias veces por interés o irritación, no doy cuenta. ¿Acaso por la escasa calidad o la nula impresión causada? ¿O por pereza?

Por pereza, sí. O no, no necesariamente.

A veces, asimilo lo aprendido en dicha obra, procurando no hacer ruido. Lo asimilo y ya está. Eso sí: sin descartar que vuelva tras un tiempo de fermentación o maduración. Vale decir, que lo acabe citando o…

Ver la entrada original 753 palabras más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.